¿Cómo afectan los medicamentos en la conducción?

¿Cómo afectan los medicamentos en la conducción?

240
0
Compartir

MEDICAMENTOS Y CONDUCCIÓN
Recomendaciones para aquellos pacientes a los que se les prescribe un fármaco que puede alterar la capacidad para conducir:

  • Antes de conducir, procure conocer cómo le influye la medicación que está tomando.
  • Recuerde que la “reacción” de su cuerpo ante la toma de un medicamento es más evidente en los primeros días de tratamiento y, en especial, en las primeras horas después de su administración.
  • No conduzca si observa los siguientes signos de alerta:

– Aparición de visión borrosa o doble.

Dificultad para concentrarse o permanecer alerta.

Sorpresa ante los acontecimientos habituales del tráfico (ej., frenazo ante un stop o semáforo al reconocerlo en el último momento).

Dificultad para recordar cómo se ha alcanzado el destino.

Dificultad para mantener una trayectoria recta.

– Frecuentes invasiones de la calzada contraria o conducir por el centro de la carretera.

Los principales grupos terapéuticos que afectan a la capacidad de conducir se detallan a continuación, sin embargo, esta relación no contempla todos los fármacos posibles, por lo que siempre deben seguirse las recomendaciones recogidas en la ficha técnica y/o prospecto de cada principio activo.

ANTIHISTAMÍNICOS H1

(Cetirizina, Loratadina, Ebastina, etc.)

Se desaconseja la conducción con los de primera generación.

ANTIDEPRESIVOS

(Prozac-Fluoxetina, Tryptizol, Paroxetina, etc.)

Se desaconseja la conducción. Particularmente se debe evitar conducir durante los primeros días de tratamiento y tras los cambios de pautas posológicas.

ANTIHISTAMÍNICOS H2

(Ranitidina, Cimetidina, etc.)

Presentan poco riesgo para la conducción. NO TOMAR ALCOHOL JUNTO A ELLOS.

ANTIDIABÉTICOS

(Metformina)

Se desaconseja la conducción en los pacientes con diabetes no controlada. Importante saber reaccionar ante una hipoglucemia aguda, por lo que se recomienda que estos pacientes lleven consigo azúcar simple (algún dulce, caramelos, miel, sobrecito de azúcar).

ANALGÉSICOS Y ANTITUSIVOS NARCÓTICOS

(Codeina-Codeisán, Toseina, Cod-efferalgan, etc.)

En general, se desaconseja la conducción en caso de tratamiento con analgésicos narcóticos.

Con los antitusivos narcóticos se aconseja prudencia, y evitar conducir siempre que sea posible.

ANTIEPILÉPTICOS

(Keppra, Depakine crono, etc.)

Se desaconseja la conducción siempre que la enfermedad no esté estabilizada; una vez estabilizada debe conocer los efectos ligados a su medicación.

NEUROLÉPTICOS

(Olanzapina, Risperidona, Haloperidol, etc.)

Se desaconseja la conducción al inicio del tratamiento y cuando se producen cambios en la posología.

BETABLOQUEANTES

(Propanolol-Sumial, Atenolol, etc.)

Importante conocer los efectos de los fármacos, sobre todo los utilizados vía oftálmica, por las alteraciones visuales que pueden producirse tras la instilación de un colirio o pomada (betaxolol, carteolol, timolol).

HIPNÓTICOS / ANSIOLÍTICOS

(Lexatin, Orfidal, etc.)

Es importante saber que su consumo conjunto refuerza la acción sedante de las benzodiazepinas.

ESTIMULANTES CENTRALES

(Anfetaminas, Cafeína, etc)

Importante que los pacientes conozcan los efectos que este tipo de fármacos pueden producir sobre la capacidad para conducir.

 

Compartir

Valora este artículo

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Sin votos por el momento)
Loading...
Artículo anterior8 consejos sobre plantas medicinales
Artículo siguiente¿Qué hacer cuando estas deprimido?
Doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Farmacéutica Especialista en Farmacia Hospitalaria. Máster en Ciencias Farmacéuticas. Toledana. Comprometida y perfeccionista. No perdona un verano sin pasar por el pueblo.