¿Cómo evitar la reacción adversa a un medicamento?

¿Cómo evitar la reacción adversa a un medicamento?

533
0
Compartir
Reacción a los medicamentos

Reacción adversa a medicamentos (RAM)

Todo efecto perjudicial y no deseado que se presenta después de la administración de un medicamento. La mayoría de las reacciones son predecibles y no tienen base inmunológica, están relacionadas con la dosis y pueden aparecer en cualquier individuo. Por el contrario, las reacciones con base inmunológica no dependen tanto de la dosis y suelen aparecer sólo en determinados pacientes.

Las RAM se pueden clasificar en los siguientes tipos:

  • Efectos colaterales: son las reacciones más comunes, y se refieren a las respuestas farmacológicas normales pero no deseadas. Por ejemplo,  sequedad de la piel y de las mucosas con el uso de isotretinoina oral.
  • Efectos secundarios: efectos indeseados, diferentes al que se busca como objetivo primario del tratamiento, pero consecuencia de la acción farmacológica. Por ejemplo, osteoporosis por uso continuado de corticoides.
  • Sobredosis: reacciones tóxicas debidas al exceso de dosis o a alteración en la excreción del fármaco.
  • Interacciones con otros fármacos: reacciones que se originan al administrar dos o más fármacos, produciendo un aumento o disminución de la respuesta de cada uno, o bien una reacción indeseable.
  • Idiosincrasia: es una respuesta anormal, obedece a un condicionamiento genético. Por ejemplo, broncoespasmo por AINE.
  • Intolerancia: efecto que se produce como consecuencia de la distinta susceptibilidad que poseen los individuos a los fármacos.
  • Pseudoalergia: reacciones similares a las reacciones mediadas por la Inmunoglobulina E o anafilácticas, provocan efectos anómalos sin base inmunológica.
  • Alergias o reacciones de hipersensibilidad: involucran mecanismos inmunológicos.
  • Reacción paradójica: aparece un efecto contrario al esperado (ej. Excitación con benzodiazepinas).
  • Dependencia: puede ser psíquica o física (síndrome de abstinencia con la disminución o supresión del fármaco).

Es fundamental  la detección y seguimiento de todas las RAM, y que se conozcan e identifiquen aquellas que son más frecuentes y graves. Por ello es muy importante informar al paciente sobre dichas reacciones, ya que el conocimiento de las mismas puede orientar el modo de actuar ante su aparición (acudir al médico, suspender inmediatamente el tratamiento, no actuar, etc.) y evitar suspensiones innecesarias de tratamiento o falta de adherencia.

Recomendaciones para evitar la aparición de reacciones adversas

  • No administrar medicamentos que no sean estrictamente necesarios, especialmente en mujeres embarazadas.
  • Preguntar al paciente si ha presentado alguna reacción con anterioridad, ya que la alergia y la idiosincrasia constituyen causas importantes de RAM.
  • Identificar todos los fármacos que esté tomando el paciente, incluidos los de venta libre, suplementos vitamínicos, plantas medicinales o terapias alternativas, ya que también pueden producir interacciones.
  • Valorar el ajuste de dosis en poblaciones especiales: pacientes de edad avanzada o con enfermedades hepáticas o renales, ya que puede ser necesario ajustar la dosis.
  • Dar instrucciones muy claras sobre el uso adecuado de los medicamentos, fundamentalmente a los ancianos y a los pacientes con dificultades de comprensión.
Compartir

Valora este artículo

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading...
Artículo anteriorLa venta de medicamentos online en España
Artículo siguienteLa OMS alerta del uso incorrecto de los medicamentos
Doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Farmacéutica Especialista en Farmacia Hospitalaria. Máster en Ciencias Farmacéuticas. Toledana. Comprometida y perfeccionista. No perdona un verano sin pasar por el pueblo.