¿Qué hacer cuando no puedes dormir?

¿Qué hacer cuando no puedes dormir?

311
0
Compartir
Dormir. Insomnio

El Insomnio

El insomnio (no poder dormir) es el trastorno de sueño más frecuente en la población. El problema puede encontrarse bien al iniciar el sueño o bien en el mantenimiento de éste. Una media de 7 horas de sueño es lo adecuado aunque las horas de sueño necesarios varían en cada persona.

Causas del Insomnio

  • Trastornos que cursan con dolor como enfermedades metabólicas, reumáticas, digestivas, hormonales, etc.
  • Trastornos psiquiátricos tales como ansiedad, estrés, depresión.
  • Trastornos originados por factores ambientales donde podemos destacar malos hábitos de sueño, trabajo por turnos, malos hábitos alimenticios (cenas copiosas), consumo de sustancias excitantes (te, café, tabaco).

Como prevenir el Insomnio

Es muy importante cambiar hábitos inadecuados para prevenir el insomnio y los problemas relacionados con la falta de descanso.

  • Cambio de Conductas: regular la hora de acostarse y levantarse para generar un “déficit de sueño” durante estas horas. Para ello:
  1. Pasar en la cama el tiempo que realmente dormimos.
  2. Mantenimiento regular de la hora de levantarnos.
  3. Eliminar las siestas diurnas.
  • Cambio de pensamiento: Debemos asociar la cama, la hora de acostarnos y nuestro dormitorio con sensaciones de relajación y somnolencia en lugar de frustración e insomnio. Para ello:
  1. Hay que acostarse solamente cuando tengas sueño.
  2. Si transcurridos 10-15 min no ha conseguido conciliar el sueño, levántese de la cama e intente realizar actividades de relajación fuera de la habitación.
  3. No vea televisión, ni escuche la radio, ni utilice su móvil o tablet en su dormitorio.
  4. Influir en nuestro estilo de vida a través de la dieta, deporte, y reducir el consumo de tabaco y bebidas alcoholicas.
  • Reducción de la activación: La preocupación excesiva por el hecho de dormir mal suele alimentar el problema del inisomnio. Hay que intentar conseguir un mayor autocontrol del sueño.

Tratamiento del Insomnio

Como hemos visto existen múltiples causas para que no podamos dormir. Por suerte la mayoría de ellas pueden tratarse de manera muy sencilla.

Estos son los tratamientos más eficaces para tratar el insomnio priorizando aquellos que generen menos dependencia o sean menos agresivos con nuestro organismo. De cualquier forma, para casos más agudos o continuados no dudes en consultar con tu médico.

  1. PrevenciónHábitos saludables. Como comentamos anteriormente se sabe que contra el insomnio la práctica del deporte o una dieta equilibrada son muy beneficiosos. El mejor tratamiento, la prevención.
  2. Tratamientos Naturales
    1. Plantas medicinales. Puedes consumirlos como infusión o en comprimidos. La mayoría de presentaciones se componen de la combinación de varias plantas: melisa, valeriana, pasiflora y amapola de california. Como por ejemplo, el Enrelax Forte (Valeriana, Pasiflora y Espino blanco) y Serenia (Valeriana, Pasiflora y Amapola de California). No presentan efectos secundarios o contraindicaciones. Durante el embarazo o la lactancia consulte con su médico.Eschscholzia californica
    2. Melatonina. Hormona que regula el ciclo del sueño y se genera de manera natural por nuestro organismo. También se puede producir en laboratorio. Puede presentar algunos efectos secundarios como somnolencia prolongada o dolor de cabeza. No esta recomendado su uso durante el embarazo y lactancia, personas diabéticas o con hipertensión o depresión diagnogsticada.
  3. Medicamentos de síntesis.
    1. Medicamentos que no requieren prescripción médica. Este grupo de fármacos lo constituyen antihistaminicos del tipo H1, y se utilizan normalmente para el tratamiento del insomnio a corto plazo. Dentro de este grupo podemos destacar; 1) Dormidina (Doxilamina) en dos presentaciones de 12.5 mg o 25 mg, y 2) Soñodor (Difenhidramina Hidrocloruro). Contraindicados en embarazo, lactancia, enfermedades respiratorias (asma o bronquitis), en caso de glaucoma, en caso de hipertrofia prostatica u obstrucción del cuello de la vejiga.
    2. Medicamentos que requieren prescripción médica. Se recomiendan como última alternativa de todos los tratamientos explicados anteriormente. Este grupo está formado principalmente por compuestos del tipo benzodiazepina y requieren un especial un control médico. Entre ellos destacan; 1) Orfidal 1 mg (Lorazepam), 2) Lexatin 1.5 mg (Bromazepam) y 3) Trankimazin (Alprazolam). Contraindicados en embarazo, lactancia, en caso de enfermedades mentales, problemas respiratorios como asma o bronquitis, apnea del sueño